noviembre 24, 2019

Lego Robots

La robótica en terapias y educación de los niños con autismo durante varios años ha sido estudiada por especialistas enfocados en robots que tienen la ventaja de programación para responder diferentes situaciones y eventos. Un robot puede seguir una rutina de juego determinado que puede ser muy ventajosa y provechosa al momento de interactuar con un niño. Un robot también puede cambiar la forma en la que responde al mundo, así logrando captar y mantener el interés del niño. Los juguetes robóticos pueden evolucionar de máquinas simples a sistemas que demuestren comportamientos más complejos.

La LEGO terapia que busca una intervención en habilidades sociales para niños de todas las edades, es utilizada tanto en escuelas como en clínicas. Este proyecto que ya tiene años y pretende ayudar a los niños con dificultades sociales a integrarse en el ambiente, comunicarse etc… siguiendo las reglas sociales para poder completar la construcción. Cada actividad requiere comunicación verbal y no verbal.

A lo largo de los años las estadísticas no mienten y se puede notar que esta terapia ha sido muy positiva no solo en niños con autismo, sino con cualquier niño. ¿Qué espera para empezar con su niño?